Conoce a los hermanos regios que son inseparables

SOCIEDAD MONTERREY

Más que compañeros de vida, los hermanos son la mitad de nuestro corazón; fieles aliados de batallas y el pilar con el que podemos contar incondicionalmente.

COMPARTE ESTA NOTA
Mauricio, Carlos, Pau y Pablo Martínez2

El ser hermano no solo es compartir un lazo sanguíneo, sino es un amor fraternal y puro de por vida, libre de envidias y competencias que perdura por siempre, después de los padres y sigue uniendo a la familia. 


Mauricio, Carlos, Pau y Pablo Martínez 

“Tener a mis hermanos es lo mejor que me ha pasado, somos demasiado unidos, nos apoyamos en todo y nos divertimos muchísimo estando juntos. Las mejores anécdotas son viajando con mis papás y las cenas en Casa Grande. Una vez a la semana cenamos toda la familia en este restaurante, ya llevamos como 15 años haciéndolo como tradición y siempre es cuando mejor nos la pasamos, nadie quiere faltar, ahí tenemos las mejores pláticas, hablamos de todo, el tema que sea, nos aconsejamos y lloramos de la risa; siempre nos tienen que correr para que nos vayamos. ¡Tenerlos es una bendición!”.

- Carlos



Pau, Mariajosé y Tato García Moya 

Si algo comparte Pau con sus hermanos Mariajosé y Tato es la  pasión por conocer nuevos lugares y diferentes culturas; juntos han recorrido los más impresionantes destinos, acumulando recuerdos y vivencias.



Mariana, Thelma y Viviana Barrera 

Una hermana mayor sabe dar el amor y los cuidados de una madre, y Thelma lo tuvo al doble gracias a Mariana y Viviana.



Hernán, Brenda y Mariola Junco 

“Para mí los mejores recuerdos son de chiquitos en las Navidades porque yo iba a despertarlos para avisarles que ya había llegado Santa Claus. Cada uno tenía un sillón asignado para sus regalos, y cuando abríamos los regalos todos querían los juguetes del otro, ¡típico! Mis papás filmaban todo en beta y es fecha que puedo ver esos videos con la ilusión, las risas, las peleas y los abrazos de los tres”.

- Brenda



Mirelle, Rodrigo, Marly y Miranda González 

“Me encanta convivir con mis hermanos especialmente en los viajes familiares siempre me divierto mucho con ellos y no los cambiaría por nada”. 

- Mirelle





Vivi, Mariana y Maru Villarreal 

“Los viajes cada verano junto a nuestros hijos son experiencias únicas e inolvidables. Uno de las anécdotas más divertidas juntas fue en Japón, teníamos mucha hambre y llegamos a un Seven por algo para comer y elegimos unas botanas que nos llamaron la atención, ¡al probarlas sabían horribles!

Nadie entendía inglés, entonces compramos bastantes paquetes y todos tenían sabores muy peculiares, nori shio, wasabeef, hasta pizza, siempre nos reímos de eso”.

- Maru



Balbina, Bárbara, Paulina, Paola y Dora Lozano 

Una hermana es una bendición con la que siempre podrás contar, y tener cuatro definitivamente es lo mejor que podría pasarte.



Fabiola y Renata Mendiolea 

“De chiquitas hacíamos mi hermana y yo bailes cada Navidad para presentarlo enfrente de mi familia con todas mis primas”. 

- Renata



Alana y Michelle Betanzo 

“Soy la hermana mayor, y cuando salió la película de Los Increíbles y  decidí que yo era Violeta, pero como era la única niña mi hermana también quería ser ese personaje. La convencí que debería ser Dash, pero no le gustaba porque era niño; le dije que no importaba eso, que eran muy parecidos, hiperactivos, ocurrentes, loquillos y podían caminar en agua. Le terminó encantando tanto Dash que mi mamá le tuvo que comprar un disfraz y se lo llevaba todos los días al kínder”. 

- Alana