¡Igual que su marido! Melania Trump no le dará la bienvenida a Jill Biden

Personajes

La Primera Dama no llevará a cabo su último deber como esposa del Presidente de Estados Unidos

COMPARTE ESTA NOTA
Melania Trump no le dará la bienvenida a Jill Biden (Foto: Instagram)

Melania Trump ha demostrado, una y otra vez, que realmente no le importan las precauciones de la pandemia, los niños detenidos en la frontera de Estados Unidos y el daño irreversible causado por su esposo. No nos extraña, entonces, que tampoco le importe ayudar a la Dra. Jill Biden en la transición a la Casa Blanca, ni mucho menos darle la bienvenida s su nuevo hogar.

Después del segundo juicio político de Donald Trump y con un día restante en la Casa Blanca, Melania aún no ha estado en contacto con Jill, según medios internacionales. Tampoco ha establecido una oficina ni planea continuar con su plataforma. Pero quizás eso sea lo mejor: la iniciativa más pública de Melania fue una que promovió "hábitos en línea seguros y exitosos", y está casada con un hombre que recientemente fue expulsado de Twitter por usar Internet para alentar un motín e intentar un golpe de estado.

Esto tampoco debería sorprendernos, considerando el hecho de que el presidente Trump ha hecho todo lo posible para que la transición presidencial de Joe Biden sea lo más difícil posible. Se negó a ceder durante 2 meses, y también ha dicho que no asistirá a la toma de posesión de Biden el 20 de enero. “Indicó que no se presentaría a la inauguración. Una de las pocas cosas en las que él y yo hemos acordado”, dijo Biden en un evento en Delaware la semana pasada. "Es algo bueno que no se presente. Ha demostrado claramente ... ha superado incluso mis peores nociones sobre él. Ha sido una vergüenza para el país ".

Todo lo que ha sucedido con el ex Presidente, aunque no tiene precedentes, honestamente no ha sido extraño para su conducta. Sin embargo, es algo histórico que Melania siga su ejemplo al rehusar darle la bienvenida a la familia Biden.

Como es tradición, el último deber de la Primera Dama es invitar a la siguiente a tomar el té y darle un tour por la Casa blanca. El no hacerlo marcaría el rompimiento de una tradición que ha estado vigente por 100 años.


Las ex primeras damas Laura Bush y Michelle Obama siguen siendo amigas en la actualidad, y Obama ha dicho que, aunque no fue "fácil", habló sobre el papel y sus experiencias con Melania en 2016.

“Donald Trump había difundido mentiras racistas sobre mi esposo que habían puesto a mi familia en peligro. Eso no era algo que estuviera dispuesta a perdonar ”, escribió Michelle Obama en Instagram. “Pero sabía que, por el bien de nuestro país, tenía que encontrar la fuerza y ​​la madurez para dejar a un lado mi ira. Así que le di la bienvenida a Melania Trump a la Casa Blanca y hablé con ella sobre mi experiencia, respondiendo todas las preguntas que tenía, desde el mayor escrutinio que conlleva ser Primera Dama hasta cómo es criar niños en la Casa Blanca".

Además de las razones obvias, es posible que Melania no pueda darle la bienvenida a Jill porque está muy ocupada con el juicio político de su esposo que se dirige a un juicio en el senado.

En el momento del ataque al Capitolio, Melania estaba supervisando una sesión de fotos de alfombras de la Casa Blanca. Medios internacionales también indica que ha pasado sus últimos días creando álbumes de fotos de su época como Primera Dama... y dudamos que quiera compartirlos con el mundo.

¿Quién extrañará a Melania Trump?