Así se convirtió María Félix en la actriz más importante del cine de oro mexicano

PERSONAJES

"La doña" forjó una exitosa carrera en la industria cinematográfica, además se convirtió en un icono de la moda.

COMPARTE ESTA NOTA
María Félix filmó películas en España, Italia y Francia (Fotos: Getty).

Sin duda una de las actrices más talentosas, bellas e icónicas de México es María Félix. Conocida como "La doña" o "María bonita", este último apodo debido a la popular canción que su esposo, Agustín Lara le compuso como regalo de bodas, la artista nacida un 8 de abril de 1914 en Álamos, Sonora se convirtió en una estrella internacional gracias a su temperamental carácter, su imponente seguridad y un inigualable talento. 

Su padre era descendiente de los indios yaqui y su madre tenía ascendencia española. Tuvo 15 hermanos, de los cuales murieron tres. Desde su niñez se destacó por evadir los estereotipos femeninos, ya que no le gustaban los juegos considerados para niñas y prefería montar a caballo y trepar los árboles. 

Cuando llegó a la adolescencia, su gran belleza llamaba la atención a donde quiera que iba y a los 17 años contrajo matrimonio con Enrique Álvarez Alatorre, un vendedor de la firma de cosméticos Max Factor con quien tuvo a su único hijo, Enrique Álvarez Félix. La relación no duró mucho y tras varios años se divorciaron por lo que "la doña" se trasladó a la Ciudad de México en donde trabajó como recepcionista.


Al poco tiempo de su llegada, el director de cine Fernando Palacios le preguntó a María en la calle que si le gustaría hacer cine. Ella respondió: “Si me da la gana, lo haré. Pero cuando yo quiera". La actriz no tardó en incursionar en la pantalla grande, ya que a sus 28 años de edad en 1942 rodó "El peñón de las ánimas" al lado de Jorge Negrete. 
María Félix conquistó a los cineastas más destacados de la época de Oro. “Tanta y tan intensa es su hermosura, que duele”, expresó el reconocido director y escritor francés, Jean Cocteau cuando la conoció en un rodaje en 1950. 


Si bien "La doña" cautivó por su belleza, otro de los atributos que la colocaron en el estrellato fue el de su poder de decisión. La actriz mexicana trabajó en un centenar de películas entre las que destacan "Enamorada"del Indio Fernández, "Doña diabla" de Tito Davison, "La diosa arrodillada" de Roberto Gavaldón, "La Bella Otero" de Richard Pottier, entre muchas otras. También trabajó con directores extranjeros como extranjeros como Luis Buñuel, Jean Renoir, Luis César Amadori y Carmine Gallone. 

A pesar de ser una de las divas del cine más reconocidas de la época, María Félix se dio el lujo de rechazar a Hollywood. “siempre me ofrecían papeles de campesina india y yo no nací para llevar canastas”, explicaba la actriz cada que se le cuestionaba porqué no había aceptado los papeles que le ofrecían en el cine norteamericano. 


Sus matrimonios 

María Félix se casó cuatro veces. La segunda con el compositor Agustín Lara con quién estuvo de 1945 a 1948. Su tercer marido, Jorge Negrete, murió de hepatitis 14 meses después de su matrimonio en 1952. Su último esposo fue el empresario suizo, Alex Berger, con quien se casó en 1956, murió en 1974. De acuerdo con la actriz, con él quizo tener un segundo hijo, pero sufrió un aborto espontáneo. 

Icono de la moda y musa de artistas 

"La doña" fue la inspiración para los grandes de la moda como Balenciaga, Vivier y Saint Laurent, además era  clienta estrella de Cartier por sus excéntricos encargos en joyas. Por otra parte artistas como Diego Rivera y escritores como Octavio Paz y Carlos Fuentes, se inspiraron en ella para crear piezas artísticas. 

Su muerte

La mañana del 8 de abril de 2002, el mismo día de su cumpleaños número 88, la actriz fue encontrada muerta en su mansión. La autopsia confirmó que falleció debido a una insuficiencia cardiaca.