7 consejos de mamás para mamás para balancear la vida personal y laboral

ESTILO DE VIDA

Cumplir tu rol de madre, tus responsabilidades laborales y buscar tiempo para relajarte parece imposible, pero no lo es, un grupo de mujeres lo demuestra con estos consejos.

COMPARTE ESTA NOTA
Las madres de familia han tenido que crear estrategias para balancear su vida personal y laboral. (Imagen: Unsplash).

Lograr un balance entre la vida profesional y personal es cuestión de organización, parece una fórmula sencilla, pero no lo es, y es que las horas del día son insuficientes para cumplir con todas tus responsabilidades y darte tiempo para consentirte. Aunque no existe una estrategia perfecta, sí hay una serie de consejos que simplificarán tu rutina, lo siguiente ha sido probado por mujeres que son madres de familia 24/7 y profesionistas con un horario de ocho horas (incluso más). Tips de mamás reales para mamás reales que buscan el equilibro.

Educar niños independientes

Las mamás coinciden en que enseñarles desde chicos a hacer algunas tareas del hogar sin distinción de género es un gran factor para fomentar la independencia, el valor del trabajo, el sentido de la responsabilidad y la empatía.

Esto va de acuerdo a su edad, si son muy pequeños pueden comenzar a recoger sus juguetes y vestirse solos, conforme vayan creciendo empezar a doblar su propia ropa, levantar su plato de la mesa, limpiar su cuarto, etc.

Aunque puede costar un poco al inicio, con el tiempo lo agradecerás. Entenderán que el orden de la casa no es solo cuestión tuya.


No hagas la tarea por ellos

Seguro estás al pendiente de su educación lo más que puedes, incluso quizá hagas trampa y termines haciendo la tarea tú misma, sin embargo, esta independencia que buscamos que tengan y esa capacidad de resolver problemas se adquiere dando baby steps. Conforme vayan adquiriendo más edad deberás dejar de ser su apoyo total y comenzar solo a supervisar.

Este tiempo en el que se encuentren realizando sus actividades puedes aprovecharlo para leer un libro, tomar un curso online, ver algún tutorial, etc. Ser mamá no tiene que ser una barrera para seguir aprendiendo y desarrollándote profesionalmente.


Involucra a tu hijo en tus actividades

Si tienes poco tiempo para convivir con ellos un truco es preparar la cena o algún postre juntos, no quiere decir que los pongas a cocinar (en caso de ser muy pequeños), pero sí que pongan todos los ingredientes sobre la mesa. Cuando riegues tus plantas también pueden hacerlo juntos, incluso le estarás enseñando el valor de la naturaleza.


Apóyate con un nutriólogo

Esto te ayudará a tener una mayor organización en tu cocina y con tus gastos. No tendrás que pasar horas pensando en qué hacer de comer, los nutriólogos pueden darte todo un plan para tu día a día, solo tendrás que seguir sus indicaciones y listo. Además esto facilitará que puedas preparar algo de comida un día antes para ahorrarte unos minutos y por supuesto evitarás problemas de sobrepeso en tus hijos.


Comienza el día más temprano

Odiamos decírtelo, pero este tip siempre funciona seas mamá o no. Despertarte más temprano de lo habitual te dará más tiempo para que puedas tomar un baño, arreglarte el cabello, maquillarte y verte linda. No tienes que descuidar tu apariencia personal, además esto influye en tu estado de ánimo.

Pararte de la cama una hora antes también da la posibilidad de hacer un poco de ejercicio para que te sientas más activa durante el día. También puedes preparar unos snacks saludables para el día y evitar perder unos minutos en la tarde.


Negocia con tu jefe

Las empresas saben cuando contratan a una mujer con hijos y deben de entender que la mayoría necesitará algún permiso por consultas con el médico, la escuela o algún incidente, por ello, llega a un acuerdo con ellos, negocia dejar todos tus deberes antes de la fecha establecida para tomarte una mañana libre en caso de que lo necesites o hacer home office cuando una situación pueda complicarse como cuando estén enfermos.


Aprender a hacer más de una cosa a la vez

Hay que decirlo, parece que las mujeres nacen con el don del multitasking y cuando deciden ser mamás se vuelven todas unas expertas. Seguramente has puesto una carga de lavadora cuando estás cocinando o barriendo, pues además de esto, hay quienes se han dado la habilidad de utilizar audífonos inalámbricos para cocinar y tomar juntas de trabajo, atender llamadas, escuchar un audiolibro o un podcast.

Si estás en home office aprovecha tus descansos para lavar los platos o regar las plantas, pequeñas tareas en las que no tardes más de 15 minutos.

Este equilibrio necesita de trabajo en equipo y una buena comunicación con tu pareja y tus hijos. Si requieres ayuda extra, una guardería o el apoyo familiar para cuidar de los niños no dudes en pedirlo, esto no te quita ningún mérito de ser madre.

La apretada agenda que consume la mayor parte de tu día necesita un respiro para que puedas tomarte unos minutos para ti y disfrutar de una mascarilla, leer un libro, ver una película, salir con tus amigas o ir al gimnasio. No tienes que deshacerte de las actividades que hacías antes de ser mamá. Tu desarrollo personal y profesional es tan importante como el de ellos.


Tags Relacionados: Día de las madres