¿Mito o realidad?: Camas Anti Sexo para los atletas de Tokio 2020

ESTILO DE VIDA

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 han generado gran expectativa e incluso polémica en todo el mundo, pues ha trascendido que se emplearían supuestas camas que limitan las relaciones sexuales a los atletas

COMPARTE ESTA NOTA
Descubre la verdad sobre las llamadas camas anti sexo para los atletas de Tokio 2020 (Foto: Especial)

Los Juegos Olímpicos no solo están llenos de emoción, alegría y competencia, también tienen datos importantes, e incluso curiosos, que ofrecer y en esta ocasión Tokio 2020 no es la excepción. El primer dato curioso es que la pandemia impidió que estas olimpiadas se realizaran y tuvieron que recorrerse todo un año y en medio de la incertidumbre.


Al final llegó la tan ansiada fecha, destacando que no se permitió publico asistente en las competencias y las medidas de contacto y sanitización dentro de la llamada Burbuja Olímpica son muchas; una de ellas que ha causado mucho revuelo entre los atletas y los aficionados son las camas de los deportistas, las cuales dieron mucho de qué hablar, llevándose el título popular de Camas Anti Sexo.

La Polémica


Las llamadas "Camas Anti Sexo" han sido todo un tema. Se trata de estas camas totalmente ecológicas hechas de cartón que se colocaron en las habitaciones de los participantes. Se corrió el rumor que este tipo de muebles evitarían encuentros sexuales entre los atletas, lo cierto es que la empresa responsable de su fabricación Airweave, explicó que el concepto era “cumplir con el Plan de Sostenibilidad de los Juegos Olímpicos”. Además, se mencionó que estos muebles serán reutilizados para los Juegos Paralímpicos y posteriormente serán donados a varias organizaciones japonesas.

Teniendo en cuenta la pandemia, la organización entregó un manual de 33 páginas a todos los deportistas, en el que se recalca que al entrar a la Villa Olímpica se deben evitar encuentros cercanos con otras personas. Si bien el documento no menciona directamente las relaciones sexuales, sí subraya que es necesario “mantener al mínimo las interacciones físicas con los demás” y “evitar el contacto físico, incluidos los abrazos y los apretones de manos”.


Se afirmó que estas camas hechas de cartón solo soportaban el peso de una persona. La información vino acompañada de un dato: en los Juegos Olímpicos de Invierno, celebrados en Pyeongchang, el uso de Tinder aumentó un 350 por ciento, mientras que en los Juegos Olímpicos de Verano en Río 2016, la organización distribuyó casi medio millón de anticonceptivos y unos 450 mil preservativos, unos 42 por atleta, según La Vanguardia.

“Las camas que se instalarán en la Villa Olímpica de Tokio son de cartón; esto tiene como objetivo evitar la intimidad entre los atletas. Las camas podrán soportar el peso de una sola persona para evitar situaciones más allá del deporte”, habría denunciado el corredor de fondo estadounidense de origen keniano Paul Chelimo.


Los Atletas las Prueban


Fue tanto el alboroto en los medios de comunicación y en las redes sociales, que muchos deportistas al llegar a la Villa Olímpica no tardaron en hacer sus propias pruebas. Tal es el caso del gimnasta irlandés Rhys McClenaghan, que decidió poner el mito a prueba, publicando un video en Twitter en el que salta con todas sus fuerzas y demuestra que la cama de cartón resiste como cualquier otra, cabe resaltar que su tamaño es individual.

Otros que también probaron la resistencia de las camas fueron los atletas de la delegación mexicana, específicamente los futbolistas Jesús Angulo, Adrián Mora y Joaquín Esquivel, quienes decidieron lanzarse sobre el mueble para demostrar su resistencia; a últimas fechas también el clavadista Rommel Pacheco realizó sus propias pruebas. Estas imágenes ya son virales en México y en otras partes del mundo.


Sin embargo, estas medidas que adoptó el comité organizador de Tokio 2021 se tomaron con el fin de evitar posibles contagios por COVID-19, no las relaciones sexuales entre los deportistas.

En una nota publicada en septiembre de 2019, se puede leer que se instalaría un aproximado de 18 mil camas de cartón para los participantes, mismas que se diseñaron mucho antes de que llegara la pandemia del COVID-19.

Las camas se diseñaron destacando la cultura del reciclaje del país anfitrión, ya que su reciclaje equivale a salvar la vida de 4 mil 590 árboles adultos y también a ahorrar aproximadamente 8 millones de litros de agua, 40 mil 500 litros de combustibles fósiles y más de 400 mil litros de aceite, aunados a un costo de fabricación de por lo menos 260 mil dólares, sin considerar los ahorros en gastos logísticos, operativos y de almacenamiento. 

Por todo la anterior, destacamos que las camas cumplen su función y ayudan al planeta y, definitivamente, no son Anti Sexo.

Mira el video donde Rommel Pacheco pone a prueba con un clavado las camas de Tokio 2020: 


Tags Relacionados: juegos olímpicos Tokio atletas